Solapas principales

Mañanas de Quebradilla

  • Loading JW Player...

  • Sobre el recurso

    Título(s)
    Título
    Mañanas de Quebradilla
    Testimonio musical de México, volumen 61 N°. 12

    Resumen
    Por años, por siglos, la riqueza de las minas pareció inagotable. Mucha gente se enriqueció con la bonanza de sus vetas, pero un día, agotadas éstas, la población vino a menos, empezó el éxodo, florecieron las ruinas y de aquella salomónica riqueza que le diera fama y renombre mundial a Zacatecas durante la Colonia, sólo quedaron oquedades en las montañas, templos saqueados, claustros derruidos, cementerios profanados y una colmena de casas abandonadas; pero antes de apagarse esta bonanza y cuando apenas se iniciaba la mecanización de las minas, surgieron empresas importantes. Una de ellas, Quebradilla, que se levantaba donde ahora está la delegación del IMSS y que respondió con creces a la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros que la explotaron, en 1809 aún mantenía en funcionamiento 14 o 16 malacates de sangre que extraían semanariamente de 6 500 a 7 mil cargas de frutos, con una memoria de gastos de 18 mil a 20 mil pesos y ocupaba diariamente a 2 550 trabajadores, así como 800 caballos que consumían al año 18 mil fanegas de maíz y 80 mil arrobas de paja, y aunque 62 años después su producción descendió a 4 mil cargas, ya sólo daba ocupación a 960 trabajadores y utilizaba únicamente 300 bestias, todavía era considerada el principal centro de irradiación económica de la ciudad y de la comarca. A pesar de tener los tiros más profundos del distrito, Quebradilla registró muy pocos accidentes durante los últimos años; de ahí que sus medidas de seguridad fueran el orgullo de la industria minera zacatecana; desgraciadamente, esta fama se desvaneció de pronto el sábado 10 de junio de 1871, pues a las 2 de la mañana de ese día el cajonero mayor despertó al ingeniero Joaquín María Ramos, director de la negociación, para informarle que había un incendio en la mina, ya que del tiro general se desprendían grandes bocanadas de humo.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Música
    Geográfica
    Zacatecas
    Temporal
    Siglo XIX
    Género
    Corrido

    Origen
    Lugar
    Guadalajara, Jalisco, México
    Fecha de publicación
    2015
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia

    Autoría
    Fonoteca INAH

    Personas
    / Instituciones
    Diego Alonso López Hernández: Grabador
    Emmanuel González de la Rosa: Cantante; guitarra
    Karla Vázquez Velázquez: Firmante, Músico; violín primero
    Mariachi Los Pitayeros: Músico
    Gerardo Guardado Márquez: Músico; violín segundo
    Saulo Guardado Márquez: Músico; guitarra de golpe

    Tipo de recurso
    Grabación de audio
    Música

    Descripción física
    Duración
    07:50 min

    Ubicación
    Fonoteca INAH

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License

    Sobre el registro

    Identificadores
    MID
    79_20160519-120500: 112

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformateado digital
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia

    Objetos relacionados
  • Imagen miniatura (JPG) 95.19 KiB
    Ver

    Descargar
      Dublin Core (DC)
      Metadata Object Description Schema (MODS)
      MAchine-Readable Cataloging (MARC)

    Permisos de uso

    Estas imágenes y archivos se pueden consultar, guardar y distribuir sin fines comerciales, siempre que se especifique que pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México así como los correspondientes derechos de autor y el hipervinculo completo dentro de la Mediateca INAH.

    Para solicitar el uso de fotografías u otros archivos contenidos en este repositorio consulte las instrucciones aqui

  • Vista Impresión



    Título(s)
    Título
    Mañanas de Quebradilla
    Testimonio musical de México, volumen 61 N°. 12

    Resumen
    Por años, por siglos, la riqueza de las minas pareció inagotable. Mucha gente se enriqueció con la bonanza de sus vetas, pero un día, agotadas éstas, la población vino a menos, empezó el éxodo, florecieron las ruinas y de aquella salomónica riqueza que le diera fama y renombre mundial a Zacatecas durante la Colonia, sólo quedaron oquedades en las montañas, templos saqueados, claustros derruidos, cementerios profanados y una colmena de casas abandonadas; pero antes de apagarse esta bonanza y cuando apenas se iniciaba la mecanización de las minas, surgieron empresas importantes. Una de ellas, Quebradilla, que se levantaba donde ahora está la delegación del IMSS y que respondió con creces a la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros que la explotaron, en 1809 aún mantenía en funcionamiento 14 o 16 malacates de sangre que extraían semanariamente de 6 500 a 7 mil cargas de frutos, con una memoria de gastos de 18 mil a 20 mil pesos y ocupaba diariamente a 2 550 trabajadores, así como 800 caballos que consumían al año 18 mil fanegas de maíz y 80 mil arrobas de paja, y aunque 62 años después su producción descendió a 4 mil cargas, ya sólo daba ocupación a 960 trabajadores y utilizaba únicamente 300 bestias, todavía era considerada el principal centro de irradiación económica de la ciudad y de la comarca. A pesar de tener los tiros más profundos del distrito, Quebradilla registró muy pocos accidentes durante los últimos años; de ahí que sus medidas de seguridad fueran el orgullo de la industria minera zacatecana; desgraciadamente, esta fama se desvaneció de pronto el sábado 10 de junio de 1871, pues a las 2 de la mañana de ese día el cajonero mayor despertó al ingeniero Joaquín María Ramos, director de la negociación, para informarle que había un incendio en la mina, ya que del tiro general se desprendían grandes bocanadas de humo.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Música
    Geográfica
    Zacatecas
    Temporal
    Siglo XIX
    Género
    Corrido

    Origen
    Lugar
    Guadalajara, Jalisco, México
    Fecha de publicación
    2015
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia

    Autoría
    Fonoteca INAH

    Personas
    / Instituciones
    Diego Alonso López Hernández: Grabador
    Emmanuel González de la Rosa: Cantante; guitarra
    Karla Vázquez Velázquez: Firmante, Músico; violín primero
    Mariachi Los Pitayeros: Músico
    Gerardo Guardado Márquez: Músico; violín segundo
    Saulo Guardado Márquez: Músico; guitarra de golpe

    Tipo de recurso
    Grabación de audio
    Música

    Descripción física
    Duración
    07:50 min

    Ubicación
    Fonoteca INAH

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License


    Identificadores
    MID
    79_20160519-120500: 112

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformateado digital
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia


    El Corrido zacatecano
    Serie Testimonio Musical de México
    Fonoteca INAH

  • MI MEDIATECA

    Mi Mediateca es un espacio personal para guardar y organizar la información que mas te interesa de la Mediateca.

    Para poder utilizar debes tener una cuenta de usuario e iniciar sesión.




Este objeto es parte de


AVISO LEGAL

Mediateca INAH es el repositorio digital de acceso abierto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México a través del cual pone a disposición del público el patrimonio cultural e histórico a su cargo.

Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. La información y los archivos aquí disponibles pueden ser utilizados de manera personal y sin fines de lucro, siempre que no sean alterados, se reconozcan todos los créditos correspondientes y se indique la referencia a este repositorio. Para cualquier otro uso se deben seguir las instrucciones de la sección Preguntas frecuentes .

La integración, estandarización y revisión de los contenidos de este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento.